Propaganda en contra de Siria en los medios alternos

 por Richard Hugus

[Translated by Marta Rodriguez]

25 de septiembre del 2016


¿Será que los anarquistas ahora le cargan las maletas al Tío Sam?  Submedia, un portal cibernético dedicado a la publicación de "noticias para los anarquistas y las actualidades de la resistencia" en formato videográfico, ha estado presentando un video de cinco minutos titulado "¿Qué es la asistencia mutua?"  Al final del mismo, El narrador nos explica que "pequeñas muestras de lo que es la asistencia mutua desde el punto de vista anarquista pueden observarse en la valentía de los Cascos Blancos situados en Aleppo, los cuales arriesgan sus vidas extrayendo a los niños sirios de los escombros de los edificios que son derrumbados por las bombas de barrriles de Assad."? Lo dice en serio?  Resulta algo difícil reconciliar esa descripción del narrador con los informes de periodistas como Vanessa Beeley, quien ha estado investigando el trabajo de los Cascos Blancos en el terreno sirio.  Sus hallazgos indican que la mayoría de los habitantes de Aleppo nisiquiera han oído mencionar a los Cascos Blancos, y que las historias sobre sus "azañas" son producto de la propaganda occidental.

Vanessa Beeley informa que los Cascos Blancos tienen un presupuesto de más de 60 millones de dólares, gracias a los donativos de USAID, la Oficina de Asuntos Exteriores del Reino Unido, y varias naciones de la Unión Europea como Holanda, hecho que los sitúa entre las organizaciones más promovidas y mejor financeadas dentro del complejo de organismos no gubernamentales que el occidente emplea en contra de Siria.  Son un componente esencial de la empresa siniestra y clandestina, dedicada a la remodelación del estado sirio.  Al igual que muchos otros "Organismos no Gubernamentales," los Cascos Blancos han sido movilizados por el occidente con el fín de desmantelar el gobierno de Siria.  Para lograr dicho objetivo, sabotean la labor de los cuerpos cívicos del país, y montan campañas de relaciones públicas y propaganda, a través de los medios noticiosos de los estados del Golfo y del Occidente, promoviendo el cambio de régimen.

Felicity Artbuthnot sitó en uno de sus artículos recientes a un representante del Instituto de Ron Paul, quien dijo que: "Hemos demostrado que los Cascos Blancos son un componente integral de la vanguardia propagandística que mantiene el clima de oscurantismo en lo que respecta a los hechos en Siria, así como la ficción de violaciones a los derechos humanos, dirigida a provocar reacciones solidarias o santurronas de un público magistralmente manipulado.  Una de las prioridades de estos organismos no gubernamentales es la de seguir impulsando la idea de prohibir el tránsito aéreo en ciertas zonas de Siria, lo cual ya ha resultado desastroso para los civiles inocentes en lugares como Libia.

Los encargados del portal Submedia aún no han respondido a los cuestionamientos que se le han hecho con respecto a su promoción de los Cascos Blancos -- si la misma se debió a algún error o equivocación.  Tampoco han editado su video.  Por lo pronto, lo que se ve a simplevista es que Submedia parece ser parte del esfuerzo del occidente para proyectar a los farzantes de los Cascos Blancos como entes humanitarios, en aparente sincronicidad con el portal de Netflix, el cual es un portal de más amplio alcance.  Este otro portal acaba de presentar su propio documental, alavando a los Cascos Blancos como héroes.  Según el investigador periodístico y activista del Movimiento de Solidaridad con Siria Rick Sterling, el grupo de féminas anti belicistas conocido como Code Pink (Código rosado) envió un comunicado de prensa promoviendo el documental de Netflix.

Dondequiera que se dan estas campañas de propaganda surgen los premios y galardones.  Según el Sr. Sterling, "El pasado 22 de septiembre del 2016, aparecióun anuncio a los efectos de que los Cascos Blancos, creados por los gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido serían galardonados con los premios del "Right Livelihood," ("Oficio Encomiable") y el tal llamado "Alternative Nobel Prize," ("Premio Nobel Alterno,") por sus actos de valentía ejemplar y humanismo, en sus labores de rescate de civiles sirios de la destrucción que ha dejado la guerra civil en ese país."  Sterling agregó que: "Los organizadores del Premio Right Livelihood podrían terminar arrepintiéndose de haber seleccionado a los Cascos Blancos, ya que ese grupo no es lo que proyecta ser.  Lo cierto es que los Cascos Blancos son principalmente un arma de propaganda dirigida a promover el intervencionismo de los países occidentales en contra de Siria.  A diferencia de las organizaciones legítimas de rescate, como la Cruz Roja o la Creciente Roja, los Cascos Blancos solo operan en zonas bajo el control de los grupos armados de la "oposición."

"Debemos cuidarnos de aquellos "radicales" que optan por infiltrar tóxicos en lo que amenudo es un buen mensage político.

El conocido y famoso anarquista Noam Chomsky, condenó el ataque de la OTAN a Yugoslavia en el 1999.  No obstante, se hizo eco del argumento presentado por la OTAN para justificar dicho ataque: que Slobodan Milosevic fue un "dictador brutal quien tenía que ser detenido."  Lo único que logró esa postura fue restarle fuerza al movimiento anti belicista y desactivarlo justamente en el momento en que se iniciaban los bombardeos contra Yugoslavia.  El portal Submedia tiene información múy buena en lo que respecta a los principios y posturas de los anarquistas.  el problema con su mensage se da cuando insertan propuestas que surgen del mismo Departamento de Estado Norteamericano, como el alegato de "Las bombas de barriles de Assad."  Es como que por un lado se nos encamina hacia una postura de moralidad y de momento se nos confunde.

En otro de los videos de Submedia, "Requiem para Siria," un narrador anónimo que se hace llamar "El Estimulador," trata de hacernos creer que lo que se intenta gestar en Siria es una "revolución anarquista" similar a la que se intentó en España
en el 1930, y que Bashar al-Assad se esfuerza por descarrilar.  Vean lo que dice El Estimulador.  "La isquierda entiende que Assad es blanco de la campaña de cambio de régimen de Las Serpientes Unidas, ("United Snakes," refiriéndose a los Estados Unidos)  y sus aliados; que los protectores de Siria son esos anti imperialistas incondicionales de Rusia e Irán.  Pero dejando a un lado elhecho de que tanto Rusia como Irán son también estados imperialistas tipo mafia, quienes además oprimen cabronamente a sus propios ciudadanos, hay otro defecto en su lógica aún más obvio -- el hecho de que los Estados Unidos no buscan en lo más mínimo el derrocamiento del gobierno de Assad.  La verdadera amenaza a ese jodido régimen fascista de Assad viene de los mismos sirios, quienes ya hartos y cabronamente cansados de que los bombardeen y los ametrallen durante sus protestas, optaron por iniciar una cabrona insurrección popular.  Y, quien ignore ese hecho es cabronamente racista."

Dentro de esa jerga moderna se esconde otro de los temas de discusión del Departamento de Estado -- que la guerra en Siria la inició Assad al atacar a su propio pueblo.  Submedia pretende negar el hecho de que "Israel," los Estados Unidos, Arabia Saudita y la OTAN sí buscan un cambio de régimen en Siria, y que para lograrlo recurren a la demonización de Assad.  El Estimulador está totalmente de acuerdo con el argumento principal de los agresores de Siria: que Assad es un dictador brutal, que asesina a manifestantes legítimos quienes tratan de librarse de la opresión de éste.  Según El Estimulador, "Solo una persona puede darle fin a esta guerra civil en Siria. Me refiero a ese grasiento pescueso de ganso dictador de ojos hundidos, el propio Bashar al-Assad.”  Intentan hacernos creer que un solo hombre es el único causante de los problemas de éste país.  Pero también escuchamos lo mismo sobre Milosevic, Saddam y Gaddafi.

El Estimulador prosigue con una entrevista que le realiza a Robin Yassin-Kassab, el autor británico de Burning Country: Syrians in Revolution and War, (País en Llamas: los sirios dentro de la Revolución y la Guerra.)  Éste coincide con el estimulador en que la isquierda ha sido engañada, manipulada, y por tanto dirigida a creer que lo que ocurre en Siria "es producto de un complot de los Estados Unidos para derrocar el glorioso gobierno de la resistencia de ese país, cosa que los hechos no comprueban."  El autor alega que el pueblo sirio se halla en un estado de rebelión, el cual el gobierno de Asad trata de reprimir.  Yassin-Kassab afirma, sin mostrar evidencia alguna, que "las mujeres de Siria han sido blanco de una campaña masiva de agresiones sexuales orquestada por el régimen." propaganda que también fue empleada para justificar los ataques contra Libya y Yugoslavia.

Los que viven fuera de Siria carecen de conocimiento directo sobre lo que ocurre allí, pero existen varias fuentes en ese país, las cuales indican que Assad cuenta con el apoyo de la mayoría de sus ciudadanos.  La ciudadana estadounidense Lily Martin quien reside en Siria, indica en uno de sus escritos sobre los sucesos allí que: Como testigo ocular de la guerra que se ha venido dando en Siria desde marzo del 2011 hasta el presente, puedo decir con toda seguridad que ésta no representa ninguna revolución.  Soy ciudadana estadounidense, y me hallo residiendo permanentemente en Siria, lugar donde nació mi esposo.  He vivido aquí por 24 años.  Si esto se tratara de una revolución de verdad, contaría con el apoyo del pueblo que se halla viviendo aquí en Siria, y no tendría que depender exclusivamente del apoyo de aquellos sirios que han estado viviendo en París y Londres por los últimos 40 años.  Un levantamiento que surge de las raíces del pueblo mismo requiere el apoyo de las personas que se hallan viviendo en Siria y que compartan las opiniones de los organizadores.  Si esto se tratara de un levantamiento o revolución real, el proceso se hubiese completado en un plazo de tres a seis meses, porque el ejército mismo se hubiese allanado a la voluntad del pueblo, dado el hecho de que ese ejército está compuesto por ciudadanos sirios de todos los grupos étnicos y orientaciones religiosas.  El ejército sirio en verdad es representativo de la población siria.  Si la población siria coincidiera con los objetivos de esos manifestantes  de implantar la ley islámica y abolir el gobierno secular del país, el ejército eventualmente se hubiese unido a ese reclamo, y se hubiese hecho eco de la voluntad del pueblo."

Para resumir, Lily Martin y Vanessa Beeley tienen más credibilidad que los personajes anónimos de Submedia.  Además, Submedia al igual que Chomsky, han mantenido silencio en lo que respecta a la colaboración de "Israel" y los Estados Unidos en los ataques del 11 de septiembre del 2001, hecho que debió de haber sido de su conocimiento, siendo ellos unos radicales tan perspicaces.  No resulta imposible para aquellos que se dedican al engaño crear una oposición que hace muchos planteamientos asertados mientras que a la vez les hace el trabajo sucio.  De hecho, es para ellos una de sus tácticas más importantes.  La avalancha de mentiras que salen de los medios principales es difundida por gente común y corriente.  Pero los propagandistas más grandes y peligrosos son aquellos quienes adiestran a otros para que parezcan que están de nuestra parte mientras difunden su mensage.

Si alguna vez hubo alguna revolución en Siria, la misma fue descarrilada cuando los sionistas manipularon a los Estados Unidos para que estos destruyeran otro país más entre el grupo de países que representan una amenaza para "Israel."  Para lograr más ventaja aún, encaminaron a ambos países hacia una dirección que podría resultar en la destrucción de ambos, facilitando así el surgimiento de "Israel" como la nueva super potencia mundial, lista para ejercer su dominio sobre las ruinas de estos.  Esa es la locura a la cual se enfrenta el mundo.