La mujer que asesinaron los soldados "israelitas"

 


Por Richard Hugus

Publicado el 29 de abril del 2016


El siguiente informe es típico de lo que solemos ver en las noticias que surgen de la Palestina ocupada.  La matanza de palestinos en la calle a manos de los soldados "israelitas" sin razón alguna  y sin que tengan que enfrentar la menor consecuencia se ha convertido en algo cotidiano.  De hecho, es algo que parece estimularse dentro de la "cultura" "israelita" por parte del ejército y del "gobierno" de Netanyahu.  Esos asesinatos son una continuación del genocidio que le permitió a la entidad sionista establecerse en Palestina en el 1948.  El incidente describe mejor que cualquier ensayo lo que es la moralidad de los sionistas.

_________________________________
http://imemc.org/article/the-woman-who-was-killed-by-israeli-soldiers-along-with-her-


La mujer palestina, asesinada junto a su hermano por soldados "israelitas", se hallaba embarazada.28 de abril del 2016Saed BannouraFuentes del personál médico palestino confirmaron que la dama palestina, quien callera abatida bajo el fuego del ejército "israelí" el pasado miércoles, no cargaba consigo un cinturón explosivo como alegó el ejército, pero sí estaba en su quinto mes de embarazo.  "Su único error había sido el haber tomado una ruta equivocada y el no saber hebreo."

La policía y el ejército "israelí" hicieron varios alegatos, entre los que se incluyen la acusación habitual de "posesión de un arma blanca".  Luego alegaron que la dama tenía puesto un "cinturón explosivo", aún cuando lo único que ella llevaba consigo era su bebé en su vientre.  La obsiza ha sido identificada como Maram Saleh Abu Ismael, de 24 años de edad, madre de dos niñas; Sarah, de seis años, y Remas de cuatro años.  Su hermano, Ibrahim Taha, quien solo tenía 16 años de edad, también fue asesinado mientras caminaba junto a ella.  La dama y su hermano se dirigían hacia Jerusalén, luego de haber obtenido por primera vez un permiso para entrar a dicha ciudad.  Testigos oculares, quienes desmintieron las alegaciones de los "israelitas" a los efectos de que Maram "portaba un cuchillo" y "un explosivo," dijeron que las víctimas iban por la ruta equivocada, mientras se dirigían hacia el Terminal de Qalandia, y terminaron transitando una ruta designada para el tránsito de vehículos solamente, en lugar de transitar por la vía peatonal.  Los soldados comenzaron a gritarles en hebreo, un idioma que ni Maram ni su hermano entendían, y ésta quedó petrificada del miedo.  Los soldados procedieron a dispararle, y cuando su hermano trató de protegerla, los soldados le dispararon a él también.  Ambos quedaron tendidos en la carretera, donde se desangraron.  Los hermanos se hallaban a decenas de metros de distancia de los soldados, y contrario a lo que alegó el ejército, ninguno de ellos trató de atacar a los soldados u oficiales.  Ahmad Taha, uno de los testigos oculares en Jerusalén dijo que luego de que los soldados le dispararan a la mujer embarazada y a su hermano, hicieron una retirada de varios metros, desde donde volvieron a descargarles varias rondas de municiones vivas, "para asegurar su muerte."  "No hubo ningún intento de acuchillar a esos soldados, ni ninguna otra situación que los obligara a disparar.  Los soldados se hallaban distantes de ellos cuando les dispararon, y luego les descargaron varias rondas de municiones más para asegurarse de que morirían," dijo Ahmad.  "Luego, los soldados procedieron a colocar un cuchillo cerca del cuerpo sin vida de la mujer embarazada.  ¡Poco después, la policía publicó fotos de los cadáveres, las cuales mostraban tres cuchillos!"  Mohammad Ahmad, un chofer de autobuses quien presenció los disparos, dijo que un soldado "israelí" quien se hallaba parado detrás de un enorme bloque de concreto, le disparó a la mujer desde una distancia de mas de 20 metros.  "Ni la mujer ni su hermano representaban amenaza alguna a las vidas de los soldados," dijo Ahmad.  "Pues se hallaban bastante retirados aún del soldado que les quedara más cercano, y ninguno de ellos los había amenazado.  Solo habían transitado por una ruta equivocada."  Los hermanos asesinados eran de Qotna, una aldea al nor oeste de la ciudad ocupada de Jerusalén; Maram era casada y vivía junto a su esposo y sus niñas en la Aldea de Beit Surik.

Cabe mencionar que una ambulancia palestina se apresuró al lugar de los hechos, pero los soldados sitiaron toda la zona, y le impidieron acercarse a los hermanos, quienes murieron a causa del desangramiento.

A más de una hora del tiroteo, médicos del ejercito "israelí" colocaron los cadáveres de los palestinos en bolsos negros y los retiraron.

Un día antes de este incidente fatal, un sexagenario palestino estuvo a punto de enfrentar una fatalidad similar al tomar la misma ruta equivocada.  Pero cuando los soldados comenzaron a gritarle, él los entendió, ya que entiende el hebreo y puede comunicarse en ese idioma con bastante fluidés.